Para la construcción de tu alberca es importante determinar el material del que estará hecha ya que eso influye en el mantenimiento y el proceso de construcción.

El concreto para nosotros es la mejor opción, ya que, aunque su construcción tome algo de tiempo, te ofrecen mucha durabilidad y son de fácil mantenimiento.

Además de los materiales, también tienes que elegir el recubrimiento, que puede ser pintura, mosaico veneciano o acabados hechos con un material especial.

Puede haber diferentes razones para remodelar tu alberca:

1. Para cambiar y renovar los acabados, así cómo solucionar algunas situaciones  derivadas del uso, del paso del tiempo o incluso abandono

2. Para darle el mantenimiento a tu equipo, ya sea cambiándolo o modernizándolo, como la iluminación, sistemas de filtrado, restarle el efecto dañino de los químicos y sustituirlos por sistemas de cloración por sal o integrar equipos de calentamiento y automatización que permitan que nades los 365 días del año, con lo se previenen problemas a futuro.

3. Para realizarle adecuaciones para los nuevos miembros de la familia si es que ahora tenemos pequeños o deseamos integrar un jacuzzi que permita disfrutar del hidromasaje o bien agregarle instalaciones de accesibilidad para usuarios de con movilidad limitada.